<··· Volver

Azucareros se dieron un festín ante el Pereira y lo golearon 3-0
Una faena de 45 minutos

Preciado, Giovanni y Murillo marcaron los goles del Cali, que jugó un primer tiempo de fantasía. La segunda mitad fue para el bostezo.

Por Alexánder Muriel M.
Reportero de El Pais

Faenonón. Así, con letras mayúsculas, fue lo que hizo el Deportivo Cali en sólo 45 minutos. Eso fue suficiente para hacer trizas a un inofensivo Pereira, que parecía un ternero descarriado en la inmensidad del verde césped del Pascual Guerrero.

Toque aquí, tome allá, lleve por la punta, deme el balón que yo mismo se lo devuelvo. Parecía un juego didáctico llevado a la realidad, el que montó ayer el profesor Oscar Quintabani. Lo de ayer en el coliseo sanfernandino fue un repaso. Una lección clara de cómo se juega al fútbol en forma sutil, armónica, rápida y contundente ante un rival desprotegido, sin idea de lo que tenía que hacer en el campo de juego. Este fue el Cali de ayer en sólo 45 minutos. Pum, pum, pum y gol...

Al minuto cuatro de la inicial se rompió el celofán en el arco matecaña. Un tiro de esquina que 'Carepa' Gaviria cobra en corto a Murillo y éste manda un riflazo a la olla, el único jugador que se atrevió a poner su humanidad fue Léider Preciado, quien cerró los ojos y metió la cabeza para el 1-0.

A los diez minutos, 'El Príncipe' Giovanni cogió un pincel, la paleta con los óleos y pintó en el lienzo un golazo para guardar en el relicario de la familia Hernández. 'Carepa' recogió un balón suelto por el costado derecho y al primero que vio fue a Hernández.

En el Pereira nadie se atrevió a tocarlo, le hicieron calle de honor y Giovanni, ni corto ni perezoso, apuntó con su pierna izquierda y le pegó con una suavidad eterna. El balón hizo una parábola en cámara lenta y se clavó arriba. Torres apenas se lanzó para la foto.

Faltaba más. La puntilla de Elkin Murillo, el hombre de la cancha. Un contragolpe fulminante. Hernández recorre 20 metros y de reojo ve solo a Murillo, que toma el esférico. Lo adormece, lo cuida y de repente saca un bombazo desde 35 metros. Un misil incontenible que explotó en la red de 'El Chito' Torres en el minuto 37 del mismo primer tiempo.

La faena terminó allí. La segunda mitad fue para el bostezo. El equipo de Quintabani, sin explicación, bajó los brazos. Jugó a media máquina, le bajó al estrés y se dedicó a mantener el balón y cada que pudo armó uno que otro contragolpe con aroma de gol. Así concluyó la primera gran goleada del Deportivo Cali en el ciclo de Oscar Quintabani, donde se vio fútbol rápido, práctico, efectivo y, por sobre todas las cosas, contundente.

La Figura
Elkin Murillo volvió a ser la figura en el Pascual Guerrero.

El mediapunta antioqueño no le perdonó la vida a la zaga pereirana, que se vio impotente para detener a los ágiles azucareros, en especial a Murillo que habilitó a Preciado para el primer gol y después se inventó un golazo desde 30 metros para un contundente 3-0.

El número 11 del Cali se ha convertido en el socio preferido de Giovanni, Preciado y de Carrillo. Murillo transitó por todos los sectores de la cancha y fue efectivo ante el arco rival.

La tribuna
Los siete mil aficionados que ingresaron ayer al Pascual Guerrero hace mucho tiempo no se divertían viendo un fútbol vertical, efectivo, de primera intención y lo mejor: efectivo a la hora de hacer la diferencia.

Fue un primer tiempo de ensueño. Para celebrar y acompañar con las palmas cada jugada de filigrana que armaba el equipo de Quintabani desde el fondo.

Aunque fue un bonito espectáculo, el hincha verde se enfrió un poco en la celebración porque el segundo tiempo fue aburridor y sirvió para calmar el estrés del partido.

El árbitro
En un partido donde no hubo demasiadas fricciones y los 22 hombres se preocuparon más por el balón que por el rival, Oscar Gutiérrez, el central del partido, apenas se notó en el campo.

El mayor reto para aplicar el reglamento fue la tarjeta roja mostrada al volante Hugo Sánchez, quien en primera instancia vio la amarilla por discutir una falta y después alcometer otra infracción para doble amonestación en el minuto 41 del primer tiempo.


Fuente: Diario El País - Agosto 5 de 2002

<··· Volver


<··· Volver

Cali goleó al Pereira y lo hundió en la crisis

Superior de comienzo a fin, fue el Deportivo Cali frente al Pereira en el Pascual Guerrero. Los dirigidos por Oscar Quintabani anotaron tres goles, fueron ordenados y ratificaron la crisis por la que actualmente atraviesa el cuadro matecaña.

Los primeros 45 minutos fueron para el equipo anfitrión, que permanentemente y desde muy temprano, aprovechando la buena tarde de Giovanni Hernández, Elkin Murillo y Léider Preciado, tuvo el dominio total del encuentro en todo el terreno de juego.

La primera anotación caleña llegó muy temprano, al minuto 3 cuando Léider Preciado aprovecha un rebote en el área para definir claramente frente al pórtico defendido por el "Chito" Torres, quien no puede hacer nada para evitar el tanto. Después del primer gol caleño los dirigidos por Carlos "Piscis" Restrepo se sumergieron en un mar de errores que los llevó a recibir dos tantos más durante el tiempo restante.

Las otras anotaciones caleñas llegaron en los minutos 10 y 37 en los pies de Giovanni Hernández y Elkin Murillo, quienes no tuvieron problemas a la hora de definir en el arco matecaña y se vieron beneficiados gracias a la expulsión del jugador pereirano Hugo Sánchez.

El segundo tiempo no fue tan motivante como el primero. Durante los primeros minutos los matecañas trataron de lograr dominar el encuentro pero la expulsión de Sánchez en la primera etapa los perjudicó y los hizo verse chicos, frente a un afianzado Cali que pudo convertir más goles pero que se vio afectado por la excesiva confianza de sus tripleta goleadora.

Estadio: Pascual Guerrero
Árbitro: Óscar Gutiérrez
Asistentes arbitrales: Mauro Gallego y Humberto Montero
Asistencia: 7.132 aficionados

Formaciones
Cali: Darío Sala; Gerardo Vallejo, Andrés Mosquera, Wilman Conde, Mauricio Espinosa; Herman Gaviria, Ernesto Rojas, Elkin Murillo, Giovanni Hernández; Armando Carillo y Léider Preciado. Suplentes: Rolando Vargas, Ánderson Paredes, Jorge López, Giovanni Córdoba y Carlos Castillo. D.T.: Óscar Quintabani.

Deportivo Pereira: Fredy Torres; Jorge Alzate, Adrián Romero, Carlos Córdoba, Ricardo Álvarez; Hugo Sánchez, Juan Rebolledo, John Suárez, Julián Mosquera; Óscar Echeverri y Édison Fonseca. Suplentes: Mauricio Ceballos; Arnold Palacios, César Martínez, Hernán cardona y Johnny Acosta. D.T.: Carlos Restrepo.


Fuente: Futbolred - Agosto 4 de 2002

<··· Volver


<··· Volver

El estratega verde se mostró complacido con el trabajo de su equipo
"El Cali mostró técnica y jerarquía"

"Jugamos un excelente primer tiempo. En la segunda parte los muchachos se relajaron. Lo importante es que fuimos efectivos y marcamos goles", dijo Quintabani.

"Los muchachos me han mostrado muchos deseos desde mi llegada. Ha sido un progreso evidente, de mejoría constante y una dosis importante de solidaridad que tiene al equipo muy fortalecido". Así describió al equipo Oscar Quintabani, técnico verdiblanco, luego de la contundente victoria de 3-0 ante un inofensivo Deportivo Pereira.

Quintabani aseguró que el Cali "jugó un primer tiempo fantástico, de suma concentración, con una alta dosis de jerarquía y técnica. Todo esto terminó en goles, que es lo más importante". Interrogado sobre los adelantos del Sub 19 Armando Carrillo, Quintabani no se apresuró al decir que "va bien. Cada día mejora más. Lo bueno es que ha aprovechado los minutos en el campo. Marca bien los tiempos y con el pasar de los encuentros se fortalecerá en la parte mental y en la deportiva".

Otro tema que tocó Quintabani es el momento en que se encuentra el equipo en la parte futbolística. "El primer partido en el banco fue un poco lento y algo frío. En el segundo encuentro despertaron un poco y justo cuando llegó el clásico ante el América, nos encontramos mejor".

"De ayer, agregó Quintabani, me quedan varias cosas. Que lo sucedido en el segundo tiempo es algo que se da en el fútbol y nosotros no somos ajenos a esto. Es cierto que el equipo bajó el rendimiento y que trató de hacer algo en los contragolpes, pero nos faltó la puntada final. Pereira ingresó a Martínez en el medio campo para tener un poco más de técnica y el balón, pero sin profundidad. Ellos no llegaron porque los aguantamos bien".

Por su parte, Herman Gaviria resumió el partido como un gran primer tiempo, donde "el equipo fue contundente, efectivo y marcó la diferencia muy rápido. Creo que controlamos al Pereira en la media cancha y eso posibilitó nuestras opciones para marcar en el arco de Torres". Gaviria aseguró que el cali va tomando la forma cada día y así se demostró ante el Pereira, así el equipo aflojara un poco el rendimiento en la segunda mitad, donde "nos dedicamos a controlar el partido".


Fuente: Diario El País - Agosto 5 de 2002

<··· Volver


<··· Volver

En pocas palabras
El Cali se acerca

Por Mario Alfonso Escobar
Especial para El Pais

Cali muestra otra cara, disposición y ganas ahora con Quintabani. En ese primer tiempo vimos cosas demasiado buenas: la versatilidad de Giovanni, la fuerza de Murillo, las maniobras de Carrillo y el oportunismo de Preciado.

Cuando todo daba para que Córdoba fuera un ingrediente más contundente y el Cali aumentara, sucedió lo contrario, no se pudo tener la eficacia que se alcanzó en la primera mitad.

Con esa parsimonia 'la Viga' Rojas no podrá quedarse con la titularidad, tendrá que reaccionar y mostrar sus verdaderas condiciones porque al paso que va, está muy por debajo del nivel que tanto le elogiamos en la ciudad de Pereira, cuando 'Pecoso' lo soltó en el primer equipo.

Pereira, lánguido, descerebrado y sin con qué, pasó con más pena que gloria por el césped del Pascual Guerrero. Lo que uno se pregunta es ¿cómo hizo este equipo para ganarle al América hace quince días en este mismo escenario?

Los verdiblancos suman ahora ocho puntos y están a cuatro de la punta, y con otro juego en casa en la próxima jornada frente al Huila. Mauricio Espinoza dejó entrever muchas limitaciones y ni siquiera en ataque pudimos verle, pese a que al frente no había rival.

América se consolida en la cola del torneo y esto no pasaba desde 1959. Sobre el cierre de la contienda, volvió a caer en Manizales y el déficit de gol es alarmante.

Jerson González debutó con la camiseta de River y estrelló un tiro en el palo. Los 'millonarios' de Argentina ganaron a domicilio e Ischia empieza a tambalear en la dirección técnica de Vélez.

Reinaldo Rueda no puede con Medellín y ya se escuchan muchas voces disconformes sobre su trabajo en la dirección técnica de los rojos de Antioquia. Redín tampoco convence y Tuluá sigue en su constante de ganar por fuera y perder en su propio reducto.

Bonilla debutó con el Montpellier y Yepes hizo un gol con el Nantes, el número 26 en su exitosa carrera deportiva, y con la salida de Fabri ya lo acomodan sobre el perfil que más domina.

Mientras el presidente del América pide técnico balcánico para la selección Colombia, 'Carepa' Gaviria solicita que Jaime de la Pava, por todo lo que ha conseguido en los últimos años, sea el técnico del combinado patrio. De la Pava viaja este 10 de agosto en compañía de Diego Barragán a sus dos meses de aprendizaje en el fútbol europeo.
Mao.


Fuente: Diario El País - Agosto 5 de 2002

<··· Volver


<··· Volver

Tiros libres

Por algunas salidas en falso, el preparador físico Hernando Arias no es santo de mi devoción. Sin embargo lo felicito por los cambios que está implementando en el Deportivo Cali, al ordenar trabajo diario en una sola jornada.

Hace varios años, Zubeldía y Bilardo impusieron en Colombia los entrenamientos en la mañana y en la tarde. Hoy, también el fútbol ha evolucionado y en casi todos los países del mundo se practica una vez al día y pare de contar.

Entrenar dos veces diarias fatiga, cansa y desmotiva al jugador. Por tanta carga, muchos llegan medio muertos el domingo al estadio, huyendo del ejercicio y odiando la pelota.

El Cali, ratificando que es el club más importante del país, vuelve a ejemplarizar a nivel nacional. Sus jugadores ahora aprovecharán el tiempo libre para estudiar y descansar mejor.

Después del 2 a 1 contra América, escribí aquí que al Deportivo Cali ya se le estaba notando la mano de Quintabani. Después del primer tiempo de ayer frente al Pereira, lo ratifico.

Es otro equipo y otro grupo. Ahora hay alegría, trabajo compacto y muchas ganas de triunfar. Lástima que ayer todo eso, únicamente se viera en los primeros cuarenta y cinco minutos.

En esa porción inicial del partido, Cali pasó por encima del pobre Pereira. Murillo volvió a ser figura y con un Giovanni Hernández jugando bien, todo se dio hasta llegar al 3 a 0.

Fue una primera parte con dinámica y con velocidad. Fue un tiempo con orden y en la mayor parte de las intervenciones, con toque de primera. Fue un Cali seguro y ganador. Un Cali que demostró ante un chico como el Pereira, porqué días atrás había superado a uno grande como el América.

Lástima que en los cuarenta y cinco minutos finales las cosas fueran a otro precio. Pereira siguió igual, inclusive con uno menos, frente a un Cali que se relajó, decayó en su rendimiento y terminó silbado por el público.

Pitos que no se lanzaron por el triunfo, que fue impecable. Se escucharon como protesta, porque la gente pagó una boleta completa para ver un partido completo.

Nadie pedía tres o cuatro goles más en el segundo tiempo, pero sí más entrega y menos errores. Cali, sobrado como estaba en la cancha, debió mantener su línea de productividad y no decaer tanto.

No hay que olvidar que la gente paga por noventa minutos y que el equipo tiene con qué responder. Estaba tan desesperado Quintabani por la rechifla de la tribuna, que hizo los tres cambios y tampoco consiguió enderezar el asunto.

El Cali ganó muy bien y su primer tiempo fue espectacular, pero les quedó debiendo 45 minutos a sus hinchas y a nosotros. También es importante destacar su ascenso en las tablas.

La caída de Santa Fe y Nacional colaboró mucho. Lástima que América perdiera en el último minuto en Manizales.
Hasta la próxima.


Fuente: Futbolred - Agosto 5 de 2002

<··· Volver


<··· Volver

Cali 3 Pereira 0
Cali sin despeinarse pasa por encima del Pereira

Cali aceleró 45 minutos y destrozó a un paupérrimo Pereira que parecía equipo de recocha. "El fino" Elkin Murillo sigue inspirado en la era de Quintabani y de su fútbol el Cali se aferra. Con gol "El tun tun" Preciado vuelve a callar a sus detractores. Partido Bueno.

Carlos Fernando Forero "Cafefo"
Nuevo Estadio
Cali

El espectáculo lo dio el Cali de principio y hasta donde quiso, pues con argumentos futbolísticos justificó una sólida victoria ante un irreconocible Pereira que no salió con seis o siete goles de San Fernandino porque el Cali paró la moto para el segundo tiempo.

En los 45 minutos iniciales se consiguió el triunfo azucarero, el verde siendo colectivo y sin egoismo sacó ventaja. En la recuperación se vió el liderazgo de Herman Gaviria quien manda, ordena, quita y entrega bien el balón, además afue bien asistido por Luis Ernesto Rojas.

Los dos montaron un cerco difícil de pasar para el visitante, pues la defensa caleña se sintió más respaldada, lo que permitió que sus laterales cumplieran en marca y luego aportaran al ataque.

Pero para rubricar la buena tarde caleña, fue clave la función de los creativos Giovanni Hernández y Elkin Murillo. Ambos tocaron, se desmarcaron e hicieron diagonales con pases milimétricos para los puntas Léider Preciado y el Sub-19 Armando Carillo, quien con inteligencia se quitaba la marca y abría espacios que fueron aprovechados, especialmente por Elkin Murillo.

Por esta vía llegó el primer gol (minuto tres), tras un tiro de esquina y la llegada hasta al fondo por derecha de Elkin Murillo, envía el balón que se estrella en el horizontal y Léider Preciado anota de palomita el 1-0.

Pereira sin alma, sin actitud, ni reacción, vio como el Cali lo arrasaba y en siete toques con salida desde su propio campo, a los 10 minutos es Herman Gaviria por derecha quien le devuelve un pase a Giovanni Hernández y éste la acomoda de pierna zurda, metiéndola arriba de la mano derecha de Freddy Torres para el 2-0.

Se juntaron tres hasta seis opciones claras para golear, y en la séptima del primer tiempo a los 37 minutos de soberbio remate con pierna derecha arriba al ángulo superior izquierdo llega el 3-0 definitivo.... Y para acabar de completar, a los 41 minutos la visita se queda con diez hombres por la expulsión infantil de Hugo Sánchez.

Sin angustia
Para el segundo tiempo el Cali jugó más relajado y de entrada puso a Giovanni Córdoba por el "pelao" Armando Carillo, mientras Pereira puso al volante César Martínez por el delantero Oscar Echeverry para buscar al menos tener más el balón.

La visita no atacó decididamente para evitar que el Cali los contraatacara y que llegaran más goles para la humillación. El local se contuvo, reforzó al final su zona de recuperación con Jorge López por Luis Rojas sacó a Preciado para tener más llegada con Carlos Castillo y quizás dos goles más dejó de marcar.

Era evidente que se había desnudado a un rival debil que no pudo mejorar su rendimiento en ningún momento... Eso si, quedó claro que los jugadores del Cali fueron los directos encargados de sacar al "Pecoso" Castro y que a Oscar Quintabani si le quieren funcionar.

Uno a Uno

Cali
1. Darío Sala: Sin ningún tipo de riesgo. 6.
4. Gerardo Vallejo: Muy equilibrado, aporte importante. 7.
25. Andrés Mosquera: Sin mucho riesgo pero con seguridad. 7.
2. Wilman Conde: Atento ante los delanteros pereiranos. 7.
8. Mauricio Espinosa: Cumplió en marca y con criteriol. 7.
6. Herman Gaviria: Le da equilibrio y liderazgo al Cali. 8.
15. Luis Rojas: Cada día es más seguro en marca. 7.
10. Giovanni Hernández: Buena tarde con golazo a bordo. 7.
11. Elkin Murillo: Regularidad con fútbol todo el partido. 9.
9. Armando Carillo: Un jovencito a quien la camiseta no le pesa. 7.
20. Leider Preciado: Oportuno goleador y colectivo y asociativo. 7.
22. Giovanni Córdoba: No había necesidad de tanto riesgo. 7.
D.T. Oscar Quintabani

Pereira
12. Freddy Torres: Nada que ver en los goles. 6.
13. Jorge Alzate: Lo pasearon todo el tiempo. 4.
15. Carlos Córdoba: Equivocado, muy flojo. 4.
2. Adrián Romero: Decepcionó en el Pascual. 5.
3. Ricardo Álvarez: Tampoco aportó. 5.
8. Juan Reboyedo: Muy flojo su nivel esta vez. 5.
24. John Suárez: Le faltó temperamento sin actitud. 4.
10. Hugo Sánchez: Pobre nivel, sin fútbol en sus pies. 4.
11. Julián Mosquera: Se contagió y terminó sin ganas. 5.
17. Oscar Echeverry: Tampoco fue determinante en ataque. 5.
23. Edison Fonseca: No pesó para nada en ataque. 5.
14. César Martínez: Al menos intentó tener el balón. 6.
D.T. Carlos Restrepo

Síntesis
Estadio: Pascual Guerrero.
Arbitro: Oscar Gutiérrez (Antioquia) (7).
A. Asistentes: Mauro Gallego (Antioquia) (7) y Humberto Montero (Atlántico) (7).
Asistencia: 7.132 espectadores.
Taquilla: 21.403.000.
Sustituciones Cali: Giovanni Córdoba por Armando Carillo (46'), Jorge López por Luis Rojas (71') y Carlos Castillo por Léider Preciado (74').
Amonestados: Darío Sala y Giovanni Córdoba.
Expulsados: No hubo.
Goles: Leider Preciado (3'), Giovanni Hernández (10') y Elkin Murillo (37').
Sustituciones Pereira: César Martínez por Oscar Echeverry (46'), Hernán Cardona por Edison Fonseca (57') y Johnny Acosta por Julián Mosquera (88').
Amonestados: Hugo Sánchez, Juan Rebolledo, John Suárez y Julián Mosquera.
Expulsados: John Suárez (41').


Fuente: Nuevo Estadio - Agosto 5 de 2002

<··· Volver


<··· Volver

Voces de camerino

Oscar Quintabani: "Ganamos porque hubo concentración, tuvimos agresividad, mucha profundidad y definición en los goles, me quedo en lo positivo que fue el primer tiempo pero sucede que no es ésta la excepción, pudimos ser más punzantes en el segundo tiempo, tengo en mi mano jugadores de mucha jerarquía y categoría y se logró con ellos más continuidad van a venir los logros".

Léider Preciado: "Tengo tranquilidad, estoy muy contento y muy seguro de lo que hago y por eso los goles siguen llegando. En cuanto al aspecto colectivo de igual forma me entiendo más en el campo con mis compañeros y las satisfacciones van a seguir creciendo para los hinchas quienes se están dando cuenta que yo llegué al Cali para hacer muchos goles".

Herman Gaviria: "No sé como sería el equipo con el técnico anterior, pero lo que si percibo es que faltaba un hombre que hablara y ustedes han visto que con Darío Sala atrás se habla constantemente, grita mucho y yo en el medio campo igualmente dialogo beneficiándonos todos, para que nos metamos en el cuento y estemos concentrados todo el tiempo".

Los Sub-19
Cali: Armando Carillo jugó 45 minutos, delantero.
Pereira: Edison Fonseca jugó 57 minutos, delantero.

Figura
Elkin Murillo por regularidad y juego colectivo, mostró que en realidad si es en la zona creativa su mejor ubicación. Hoy el Cali depende de él.


Fuente: Nuevo Estadio - Agosto 5 de 2002

<··· Volver


<··· Volver

"Llegué al Cali para hacer muchos goles": Léider Preciado

Cali ganó, goleó y gustó y todo indica que la reconciliación con la hinchada es un hecho. Léider Preciado pasó de los silbidos a los aplausos y de nuevo se hizo presente en el marcador.

"Tengo tranquilidad, estoy muy contento y por eso los goles siguen llegando. En cuanto al aspecto colectivo de igual forma me entiendo más en el campo con mis compañeros y las satisfacciones van a seguir creciendo para los hinchas, quienes se están dando cuenta que yo llegué al Cali para hacer muchos goles", manifestó el delantero azucarero.

Cali recortó distancias y marcha en el tercer lugar de la Reclasificación con 55 puntos. En la Mustang II son séptimos con ocho unidades.

En la próxima fecha los verdes reciben al Huila.


Fuente: Futbolred - Agosto 5
de 2002

<··· Volver


<··· Volver

Cali fue muy superior al Pereira

Deportivo Cali venció con solidez 3-0 a un desdibujado Deportivo Pereira, en el marco de la quinta fecha de los hexagonales de la Copa Mustang II.

La victoria azucarera se comenzó a vislumbrar muy temprano, cuando en el minuto tres Léider Preciado aprovecha una excelente habilitación de Murillo y bate de 'palomita' a Torres para el 1-0.

La zona de volantes del Cali hizo trizas la resistencia débil que presentaba el Pereira, y Elkin Murillo se erigió como la gran figura en el ataque verdiblanco, al aprovechar muy bien a sus compañeros en la delantera. Una gran habilitación del ex jugador del Independiente Medellín sirvió para que en el minuto diez Giovanni Hernández le hiciera una vaselina a Torres para marcar el segundo y el más vistoso gol de la tarde.

A partir de ese momento, el carnaval azucarero se hizo sentir mucho más sobre el arco pereirano, con el sub 19 Carrillo desperdiciando más de tres opciones claras de gol. En el minuto 37, la estrella del juego, Elkin Murillo, anotó el tercer gol, a un pase preciso de Giovanni Hernández.

Para el segundo tiempo, los verdes bajaron el ritmo de juego y el Pereira reaccionó tímidamente, pero no le alcanzó para amenazar el triunfo del Cali. El partido terminó con un Cali que volvió al ataque en los últimos diez minutos y un Pereira que pudo haberse llevado más goles en su alforja.

SINTESIS

Deportivo Cali 3 - Deportivo Pereira 0
Estadio: Pascual Guerrero
Arbitro: Oscar Gutiérrez
Líneas: Mauro Gallego, Humberto Botero
Asistencia: 7.132 espectadores

FORMACIONES
Deportivo Cali: Sala, Vallejo, Mosquera, Conde, Espinoza, Gaviria, Rojas, Murillo, Hernández, Preciado y Carrillo. D.T.: Oscar Héctor Quintabanni
Goles: Preciado (3PT, cabeza), Hernández (10PT, derecha), Murillo (37PT)
Cambios: Córdoba por Carrillo (ST), López por Rojas (28ST), Castillo por Preciado (40ST).
Expulsados: Ninguno
Deportivo Pereira: Torres, Alzate, Córdoba, Romero, Alvarez, Rebolledo, Suárez, Mosquera, Sánchez, Fonseca y Echeverry. D.T.: Carlos Alberto Restrepo
Cambio: Cardona por Fonseca (sub 19) (12PT).
Expulsado: Sánchez (41PT)

Figura: Elkin Murillo (Deportivo Cali).


Fuente: Enlajugada.com - Agosto 4 de 2002

<··· Volver


<··· Volver

Un contundente Cali venció 3-0 al Deportivo Pereira

Por Fernando Hernández
EL TIEMPO CALI

Concentración, agresividad, profundidad y definición fueron los pilares de la victoria azucarera. Así, al menos, lo vio el técnico verde, Óscar Héctor Quintabani.

El Cali de ayer fue una orquesta, y si no hizo cuatro o cinco goles más, fue porque sus flautistas le bajaron el tono a la partitura. Todos salieron contentos del Pascual Guerrero. Pero si el Cali reía bajo las duchas, Pereira sollozaba. En una pobre presentación, jamás pudo pasar de la media luna para inquietar al arquero Darío Sala, que parecía una estatua blanca debajo de un arco en el que jamás se levantó polvo.

La decepcionante actuación de los pereiranos no opaca un triunfo nítido y justo de los caleños, que pusieron a funcionar su fantasía, rapidez y explosión en un primer tiempo que fue espectacular y arrollador, por la belleza y cohesión del transporte de la pelota entre todos los 11 jugadores.

Fue así como solo a los tres primeros minutos de juego, el atacante Léider Preciado metió el primero de cabeza, luego de un rebote ante un tiro de Elkin Murillo que pegó en el horizontal.

El segundo fue majestuoso: lo ejecutó Giovanni Hernández, a los 10, de un zurdazo. Fue una 'cuchareada' que dejó al arquero Fredy Torres sin respiración.

Pero el tercero fue un obús que destrozó toda esperanza de recuperación en el rival. Sucedió a los 37, cuando Murillo recibe un pase de Hernández, ve a Torres asomando la cabeza por la ventana y pone un zapatazo de 40 metros que dejó al arquero con tres vértebras menos.

Así acabó el primer tiempo, porque el segundo no fue brillante. El Cali solo se limitó a pegar sustos y a mantener la victoria. Pereira se desbarató. Cali se fue a las duchas silbando. Pereira, entre tanto, apretó los puños. La noche parecía venírsele encima.

Síntesis del partido Cali 3 - Pereira 0

Estadio: Pascual Guerrero.
Asistencia: 7.132 espectadores.
Taquilla: $ 21'403.000.
Árbitro: Óscar Gutiérrez (6).
Cali: Sala (6); Vallejo (6), Mosquera (6), Conde (6) y Espinosa (6); Rojas (6), Gaviria (6), Hernández (7) y Murillo (7); Carrillo (6) y Preciado (6). DT: Óscar Héctor Quintabani.
Cambios: Córdoba (6) por Carrillo (1 ST), López por Rojas (26 ST) y Castillo por Preciado (29 ST).
Pereira: Torres (4); Alzate (4), Córdoba (4), Romero (5) y Álvarez (5); Rebolledo (5), Juárez (4), Sánchez (5) y Mosquera (5); Écheverry (4) y Fonseca (4). DT: Carlos Restrepo.
Cambios: Cardona (4) por Fonseca (12 PT), Martínez por Echeverry (1 ST) y Acosta por Mosquera (43 ST).
Goles: Preciado (3 PT), Hernández (10 PT) y Murillo (37 PT).
Expulsados: Sánchez (41 PT)
Partido: aceptable
Figura: Giovanni Hernández (7)


Fuente: El Tiempo - Agosto 5 de 2002

<··· Volver


<··· Volver

Elkin Murillo, responsable del repunte del Cali

El repunte del Deportivo Cali en este torneo tiene en Elkin Murillo a uno de sus más directos responsables. Su nivel ha ido mejorando con el paso de los partidos y ha sido fundamental en las únicas dos victorias de su equipo.

Tal como pasó el semestre pasado, el comienzo del Deportivo Cali fue bastante tortuoso. Una derrota contra el Quindío en la primera fecha, un empate en casa contra el Caldas y un nuevo empate contra el Tuluá marcaron las primeras tres jornadas.

Como era de esperarse, la afición empezó a irse en contra del equipo. Los hinchas pedían la salida de algunos jugadores que, según ellos, no querían la institución y no se entregaban en cada partido. Elkin Murillo fue uno de los más damnificados.

De él se decía que ya había cumplido su ciclo, que no era un jugador "digno" de estar en el equipo y que tenía que irse de la institución. Sus salidas del campo siempre se producían entre las rechiflas de la afición y poco a poco se convirtió en el ícono y mayor responsable de un equipo perdedor.

Sin embargo, el equipo despertó en el momento indicado. En la cuarta fecha, contra el América, Deportivo Cali se impuso por un 2-1 que dejó como gran figura a Murillo. Su gran actuación se repitió el domingo pasado, cuando su gran presentación fue fundamental para la goleada de su equipo sobre el Pereira.

Elkin Murillo viene mejorando su nivel, y con él, el Cali viene obteniendo mejores resultados. Por el alza en su rendimiento, por dar el puntillazo final en el partido del domingo y por vencer las críticas, Elkin Murillo es el jugador de la fecha.


Fuente: El Tiempo - Agosto 6 de 2002

<··· Volver