Lima, domingo 31 de enero de 1999

Boys/Minas
Golpes son amores
Así entendieron el fútbol Boys y Minas. Los chalacos ganaron 1-0 en partido ¿amistoso? que terminó en bronca

Escribe: Juan Novoa Shuña

Villanueva golpea a Luis GarcĂ­a Con un final de escándalo, donde jugadores, cuerpo técnico e hinchas entraron a la cancha del «Miguel Grau», terminó el encuentro en que Sport Boys derrotó a Unión Minas por 1 a 0 y significó el primer partido -aburrido por cierto- de preparación para ambas escuadras, con miras al Apertura.
El primer tiempo fue discreto. Los rosados, ayer vistieron de plomo y azul, no mostraron la solidez que habían tenido en los partidos de práctica. Bica y Calcaterra tenían problemas para romper la defensa minera, Espejo y Valdiviezo estuvieron en lo suyo, mientras Gabriel Rodríguez intentaba ser el creador sin poder lograrlo.
El único que trataba de hacer las cosas bien era el «Chinito» Okuma, quien con sus arranques por la derecha se convertía en el hombre más peligroso de los porteños, aunque sus centros no eran aprovechados por los delanteros rosados. De los cerreños, sólo podemos decir que se dedicaron a patear a todo lo que se movía.
A los 20' Bica tuvo la oportunidad de anotar, pero su disparo salió desviado. Luego Isidro Fuentes, en dos ocasiones, pudo abrir el marcador, pero en el mano a mano Vegas siempre le ganó.
En el segundo tiempo, Iván Brzic replanteó las cosas. Sacó a Asteggiano por Pinillos y reemplazó a Calcaterra por Becerra. De esa manera, «Patucho» Villanueva subió a la delantera, mientras Espejo bajó a la defensa permitiendo que «Machi» cumpla doble función en la volante.
Los frutos se concretarían a los 15'. Gabriel «Gasparín» Rodríguez sirvió un córner desde la derecha para Pinillos, quien la dejó para Martínez Troncoso que desde fuera del área sacó un disparo que no pudo ser contenido por el golero Hernández abriendo el marcador rosado y desatando la alegría de los pocos hinchas que acudieron al «Miguel Grau».
De allí el nivel del encuentro mostró la misma mediocridad de la etapa inicial. El juego fuerte permitido por el árbitro José Gálvez, de pésima actuación, hizo que los jugadores de ambos equipos tuvieran algunos roces. Casi al final del encuentro, una entrada fuerte de Cavalli contra Pinillos desató la bronca en el «Miguel Grau».
Martínez Troncoso aplicó un puñete a Cavalli. El argentino Rodríguez se trenzaba en insultos con sus compatriotas Bergonzi y Cavalli, mientras la gente, a falta de policías, invadía el campo de juego. Algo que no debería ocurrir si queremos que el fútbol peruano resurja de sus cenizas.

Así los vimos
SPORT BOYS (1): J. Vegas (5); M. Okuma (6), M. Asteggiano (5), R. Martínez (6), G. Salas (5); J. Valdiviezo (4), J. Espejo (4), G. Rodríguez (4), R. Villanueva (4); Bica (4) y F. Calcaterra (4).
CAMBIOS: G. Pinillos (5) x Asteggiano; A. Becerra (6) x Calcaterra; B. Gil (4) x Villanueva; M. Flores (3) x Valdiviezo; D. Goyzueta (3) x Rodríguez.
UNION MINAS (0): H. Hernández (5); C. Vásquez (4), S. Cavalli (4), F. Hernández (3), V. Reyes (4); D. Torres (5), L. García (4), O. Moromisato (4), G. Berrío (4); I. Fuentes (5) y H. Castillo (4).
CAMBIOS: I. Jakovljevic (3) x Vásquez; H. Flores (4) x F. Hernández; M. Hernández (4) x Reyes; S. Godoy (4) x Torres; E. Argendones (3) x Berrío, L. Bergonzi (3) x Fuentes; D. Mori (4) x Castillo.
EXPULSADO: Bica (SB).
ESCENARIO: Estadio «Miguel Grau».
ARBITRO: José Gálvez (pésimo).
ASISTENCIA: 200 espectadores aproximadamente.

Jale rosado
Carlos Marrou es desde ayer el nuevo golero de Sport Boys, según confirmó ayer el mismo jugador y el presidente de esa institución, Antonio Cuba. Asimismo se dio a conocer la salida del portero Alejandro Espinoza quien no convenció al técnico Iván Brzic. De otro lado, el presidente Antonio Cuba señaló que se sumarán a la posición de su par crema, Alfredo González, en la solicitud a la FPF de reconsiderar el pedido de la ADFP de los cuatro extranjeros en cancha