Lima, lunes 02 de noviembre de 1998

El Boys Esta Semana: Noviembre 2, 1998:
Alianza Atlético en el Miguel Grau del Callao:
El Bocón

 

Sport Boys / Alianza Atlético

«¡Vale un Perú!»

Boys jugó con suplentes y la tuvo difícil con Alianza Atlético en el Callao. Al final del partido un gol de Bratzo Gil puso el 1-0 y su consolidación en la punta. Ahora tiene ventaja de cuatro puntos sobre el segundo.

Escribe: Elkin Sotelo Conde

Y el bombo que suena y pega.
Y retumba cada vez más fuerte.
Y cuánta mordida previa.
Y con cada golpe al pellejo del tambor, sudaba el Callao que no ganaba.
Y las miradas llorosas que le gritan al viento su amor por esa camiseta que vale el domingo y también el sueño de dar una vuelta final con los brazos triunfales.
 
Porque quienes dicen que el color rosado es patrimonio femenino y se lleva con la belleza del sexo débil, ayer callaron y tronaron su error. Ayer el rosado fue más hombre que nunca.

Lo de Boys ya es especial, ritual. Dejó de ser «el equipo» para ser un pueblo, una raza, que se defiende con la vida. Porque la victoria que llegó ayer fue de alma, de honor, más que de sapiencia. Con tantas caras sucias que salió el Boys a la cancha, con hombres nuevos que sólo saben darle a la pelota y más nada, había que empuñar la fe y esperar sólo un esfuerzo.
 
Así se dio el partido. De fútbol nada, pero mucho de corazón. Porque de repente ni «Chalaca» Gonzales creía en este equipo, pero no tenía otro camino, todas las suspensiones en su plantel hicieron que el técnico eche mano de los guerreros de ayer. Y son ellos los que le han regalado los 3 puntos más importantes del año.
 
Porque Reátegui, «Lolo» Martínez, Becerra, Gil y el resto le gritaron su valentía y juventud al mundo. Sentados siempre, podrían pasar a la historia porteña y estamparse en la memoria de «Chalaca» Gonzales como sus salvadores y no como su «equipo de emergencia».
 
Pero aún así hay cachetadas que hieren. Si no que lo diga el «Chinito» Goya que fue reemplazado en la delantera por un arquero suplente que fue Vegas. Mejor dicho, «un arquero lo hace mejor que tú». Pura sensación de la necesidad de protagonismo del técnico que quiere inventar, impactar, sorprender, engañar, y en ese riesgo desatina cuando los puntos no se pueden rifar.
 
Pero qué dura fue la batalla contra los sullanenses de Teddy Cardama. Con hombres que merecían el respeto por la cuota de talento que intentaron por momentos. Si Agapito, Ricardi o García apretaban mejor, el Callao hubiera pasado el «Día de todos los santos» sollozando su desgracia. Sí, lo hubiera hecho.
 
En el primer tiempo, la cosa fue más dura. Tuvo en la inexperiencia de Zagaceta un bache a la llegada con ataque. El joven rosado no pudo ser la manija y fue la tranca hasta que se le cambió por Reátegui. De igual juventud, pero mejor disposición y visión, Reátegui trepaba más, Becerra podía sonreír y tocar, aunque arriba Bratzo Gil no despertaba todavía.
 
La redondez del cero que exhibía el tablero de goles espantaba. Alianza no había ganado y se podía alejar de los grones, era la oportunidad y había que trabajar. Pero hubo que aquietar el ansia y engañarla con ilusión hasta el minuto 39 del segundo tiempo, cuando el cura preparaba los santos óleos para el fin del partido, para dejar explosionar la raza, ésa de la que se habló antes.
 
Pelota aérea al área. Denis Reátegui de espaldas al arco que la pivotea de cabeza -si la paraba le caían cuatro- para Bratzo Gil, por la derecha que al ras del suelo y casi sin ángulo le pega duro. El portero Pizarro dejó pasar por un estrecho margen de su primer palo y sus redes se inflaron tanto como el orgullo chalaco, tanto como los rostros porteños, como la fe de ser
campeones.
 
Fue, quizás, el gol del campeonato. El que recuerden todos como los tres puntos rosados más importantes del año. Con el «equipo de emergencia» que dejó en emergencia a Alianza, «U» y Cristal.
 
Y la bravura aderezó el domingo. El picante lo puso Boys, con el proyecto de ser campeón. Para eso falta mucho y poco. Y que el bombo siga sonando, que el Callao sigue gozando.
 
Así los vimos
 
* SPORT BOYS (1): J. Flores (6); L. Martínez (4), R. Martínez (5), M. Ochandarte (5), L. Molina (6); L. Becerra (6), M. Zagaceta (4), L. Canelo (5); B. Gil (6), C. Goya (5).
DT. César «Chalaca» Gonzales.
CAMBIOS: D. Reátegui (6) x Zagaceta; D. Goyzueta (5) x Canelo; J. Vegas (5) x Goya.
* ALIANZA ATLETICO (0): F. Pizarro (4); R. Díaz (5), F. Medina (5), M. Magallanes (4), M. Okuma (5); P. García (5), J. Soria (4), M. Agapito (5), W. Ricardi (5); R. Holsen (5), V. Colchado (4).
DT. Teddy Cardama.
CAMBIOS: R. Távara (3) x Colchado.
ARBITRO: Jorge Torres (regular).
ESCENARIO: Estadio «Miguel Grau» del Callao.
ASISTENCIA: 6 072 espectadores.
RECAUDACION: 55 960 nuevos soles.
 
Gol de Gil

Delantero le dio el triunfo al Boys. Dijo que aprovechó la mala ubicación de Pizarro para anotar

Fue el hombre que salvó al Boys de perder dos puntos y le hizo ganar tres. A los 38 minutos del complemento, cuando la desesperación se había apoderado de las tribunas y los corazones rosados se estrujaban, apareció con toda su potencia Bratzo Gil y nada gil él, venció a Pizarro y puso la diferencia para la «Misilera».
 
Así las cosas, su equipo renovó su chance al título. Y él, Gil, no puede estar más feliz, que hasta lo expresa.
 
* «Me da gusto haberle dado una satisfacción a todo el pueblo del Callao. Si en un momento la hinchada fue ingrata con el equipo, creo ahora ha vuelto a confiar en nosotros, espero que nos sigan apoyando en todo».
* «El partido con Alianza Atlético fue difícil, más aún que nos quedamos con diez hombres, pero teníamos la obligación de ganar y lo hicimos. Ahora tenemos cuatro puntos de ventaja sobre Alianza Lima y Cristal, eso nos da la tranquilidad del caso para afrontar los próximos partidos».
* «El gol llegó gracias a un pase de Reátegui, me vio que estaba sin marca por la derecha y me la pivoteó dejándome solo frente a Pizarro. Yo tenía el ángulo difícil y la tiré y felizmente se metió. Yo creo que Pizarro no esperaba que se la metiera fuerte y abajo, sino creyó que iba a tirar un centro, pero cuando vio que no era así, reaccionó pero ya era tarde. Y como quien dice, gol es gol y punto».

* «Es importante la confianza que el técnico imparte a sus jugadores, en este caso 'Chalaca' dijo que no había suplentes y que todos estamos aptos para jugar. Eso nos motivo más y sin duda le respondimos. Yo creo que para el próximo partido tendrá más de un dolor de cabeza para definir el equipo, porque no sólo estarán en disposición de jugar los que lo hicimos hoy (ayer) sino los que no jugaron ese partido por distintos motivos». (Eduardo Gamarra Quijandría)
 
 

  Principal  

El Boys Esta Semana: Noviembre 2, 1998:
Alianza Atlético en el Miguel Grau del Callao:
El Bocón,