Lima, lunes 14 de diciembre de 1998

Boys/Cienciano
El juego de las lágrimas
Boys empató 0-0 en el Cusco y quedó eliminado en la lucha por el título del Clausura. Cienciano hizo un gran partido

Roberto Martínez Troncoso llora luego de finalizado el partido. CUSCO (Por Leiter García Oliva, enviado especial).- No fueron suficientes las ganas, el esfuerzo, el optimismo... A veces es necesario mucho más. ¿El título lo llevan por dentro? Esa frase me la dijo Santiago Salazar, pero no le creo. El título se gana, no tiene más explicaciones.
Las lágrimas de Bratzo Gil, Roberto Martínez y otros más me enseñaban una realidad. Boys se enjugaba el rostro. De tanto nadar se ahogó en la altura cusqueña. En medio de esa gente con un extraño regionalismo. De esa gente que gritaba: «Cusco, Cusco» al tiempo que decía: «Uruguay, Uruguay».
Pero no había nada qué hacer. La dignidad cusqueña fue digna de aplaudir. Cienciano se entregó y consiguió su objetivo de no permitir una vuelta olímpica de otro en su cancha.
Lamentablemente, para Sport Boys, ese palo derecho de Maurinho Mendoza le impidió la gloria. A los 42 minutos del segundo tiempo, Valdiviezo ejecutó un tiro libre, la pelota la fue a buscar Cavero en una maraña de piernas de defensores locales, el rosado la llegó a tocar -muy incómodo- y el balón pegó en el palo. En segunda instancia agarró Mendoza, diluyéndose la última esperanza por coronar el sueño de ser campeón.
Los muchos chalacos que vinieron hasta aquí, retiraron sus banderas mirando las puntas de sus pies. Me imagino semejante reacción en San Judas, Lazareto, Bellavista, Riugia, Constanzo y todos los rincones del suelo porteño.
Los rosados se sorprendieron desde el inicio, parecía que los cusqueños jugaban su opción al título, pero Boys más con el corazón que con fútbol se repuso de este sofocón y estuvo cerca de anotar cuando Ibarra solito -en el minuto 6 de la inicial- frente a Mendoza disparó afuera.
Boys tenía que ganar a como dé lugar para ser campeón. Creció la figura de Huamán, tal vez el mejor de los porteños, y por ahí una genialidad del «Chino» que desbordó por la derecha, tocó en cortada para Villanueva que con disparo cruzado frente a Mendoza, éste salvó en gran faena. Se cumplía 25 minutos del primer tiempo.
Para la complementaria, los rosados salieron más ofensivos.Inédita vuelta olímpica dio Cienciano. El ingreso de Cavero, hombre que sabe jugar en altura, dio mayor movilidad a la delantera. A los 3 minutos, Villanueva se la perdió de cabeza, ante un buen centro de Gil que había dejado a dos rivales en el camino.
Cienciano se replegó aún más con la expulsión de Cumapa, que causó el reclamo del hincha local por no considerarla justa. Los hinchas tiraron de todo a la cancha. Creían que el árbitro favorecía al Boys. La idea de la gente no se esfumó ni al final. No dejaron salir de la cancha a Hidalgo.
Pasados los 15 minutos, el nerviosismo y el reloj jugaron en contra de Boys, que a pesar de todo no bajó los brazos. Siguió atacando, pero siempre encontró las piernas de los defensores cusqueños que defendieron con uñas y dientes el empate.
Fue 0-0. Cusco se hizo respetar y de qué manera. Por eso el festejo del equipo al final. Hasta corrió en vuelta olímpica. Y la «Amenaza roja» celebraba como si hubieran campeonado.
ASI LOS VIMOS
CIENCIANO (0): Mendoza (7); Zegarra (5), Varela (5), Maldonado (6), Valdivia (5); Cumapa (5), Muñoz (6), Rossel (5), Vásquez (6); Takayama (5), Márquez (5).
CAMBIOS: Chumpitaz (5) x Takayama, Parihuana (5) x Varela, Zúñiga (5) x Vásquez.
EXPULSADO: Cumapa.
DT. Antonio Alzamendi.
SPORT BOYS (0): Flores (5); Huamán (6), Salazar (5), Martínez Troncoso (5), Molina (5); Valdiviezo (5), Silvera (5), Becerra (6), Villanueva (5); Gil (5), Ibarra (5).
CAMBIOS: Cavero (5) x Becerra, Goya (5) x Gil.
DT. César Gonzales.
ARBITRO: Gilberto Hidalgo (pésimo).
ESCENARIO: Estadio «Garcilaso de la Vega».
ASISTENCIA: 10 300 espectadores.
RECAUDACION: 89 550 nuevos soles.

No la vio
«Chalaca» Gonzales no pudo ocultar su pena, sin embargo asegura que él y sus muchachos son «campeones sin corona»

CUSCO (Por Leiter García Oliva, enviado especial).- El lamento de «Chalaca». El más dolido por la no obtención del título fue -sin duda- el técnico César Gonzales quien señaló que su equipo es el «campeón moral» del Clausura, por su incesante lucha en todo el torneo.
CAMPEON SIN CORONA
«Hicimos una buena campaña. Lamentablemente no la terminamos con éxito, pero nos queda en nuestra conciencia que dimos todo y fuimos un equipo unido, que sin estrellas hizo un gran papel. Todo esto lo puedo resumir con una frase: 'Somos campeones sin corona'».
NOS FALTO DEFINICION
«No puedo echarle la culpa a nadie por la falta de gol. Se perdieron varias ocasiones, pero eso es normal en todos los partidos. A veces la suerte no acompaña, parecía que jugábamos de locales, pero faltó el gol que es el motivo principal del fútbol».
CIENCIANO HIZO LO SUYO
«No sé si Cienciano jugó motivado. Ellos hicieron su juego, nosotros sabíamos que nos iban a complicar, que iban a hacer todo lo posible para que Boys no dé la vuelta olímpica en esta ciudad, lo cumplieron y demostraron que son buenos profesionales».
SU FUTURO
«Mi contrato con Boys culminó hoy (ayer), no he conversado con ningún dirigente, pero la renovación está latente. Tengo la posibilidad de ir a Estados Unidos a seguir mi carrera y trabajar con menores, como lo he venido haciendo hace 20 años, pero aún no defino mi futuro».

 

   

  Principal  Semana Anterior

El Boys Esta Semana 
Diciembre 14, 1998: Cienciano en el Cuzco
El Comercio 1, El Comercio 2, Líbero, Cambio, Ojo, El Bocón