Principal

Agradecimientos

Historia

Fundación: 1927

Primer Campeonato:1935

Juegos Olímpicos de Berlín 1936

Invictos Otra Vez: 1937
"Titína" Castillo
Sudamericano de 1939

Título Inesperado: 1942

Primer Campeón Profesional: 1951

Georgiades y Calderón en el '58

Los 60 y 70:
Isaac Lastres y la Barra
Walter Daga
"Cachito" Ramírez

Con el Oso, un Chacal y el Pato en el '84

La Campaña del Retorno: 1989

Subcampeonato en 1990

Himno

Conexiones

Campeones Peruanos

El Boys en la
Copa Libertadores
de América

Descentralizado 1998
Apertura 1998
Tabla de Posiciones Final del Apertura 1998

Clausura 1998
Los 6 del Callao y Lima
Los 6 de Provincias

Tabla de Posiciones Final Clausura 1998

La Lista Electrónica del Sport Boys

.


Fundado Julio 28, 1927

"Titína" Castillo:
El Pequeño Gigante del Sector Creativo

Principal  Indice
1937  Sudamericano de 1939

Segundo Castillo
"Titina"

os aficionados de hoy seguramente no han escuchado hablar mucho de Segundo Castillo, del gran "Titína". Pero los ponemos en antecedentes:

fue el primer gran half centro (mediocampista central) que tuvo el Fútbol Peruano y quizás, el mejor de su historia.


Por cierto, como otros grandes jugadores a través de todos los tiempos, "Titína" Castillo se forjó en el Unión Buenos Aires y triunfó en el Sport Boys. Es por ello que, pese a jugar por otros equipos, está plenamente identificado con la Rosada.

Aunque en todos los equipos que jugó tambien mostró su clase incomparable e impuso su estilo. En el Sport Boys jugó de 1933 hasta 1939. Vale decir en los años de la incursión, ascenso y consagración del cuadro Porteño.

Posteriormente, luego de también integrar nuestros representativos, jugó por el Lanús de Buenos Aires y Magallanes de Chile. A su retorno al país, jugó por el Deportivo Municipal y el Universitario de Deportes. Se despidió del fútbol con la casaquilla del Unión Callao.

Fue un virtuoso de la pelota e iniciador de una escuela que siempre -hasta que llegaron los "técnicos" extranjeros con sus sistemas ultradefensivos- caracterizó al Fútbol Peruano: toque, habilidad y creación en el medio campo.

Ahí, en ése sector, se despreciaba la marca y se daba paso a la creatividad. De esa manera hicieron historia nuestros grandes representativos. Con esa escuela, el Fútbol Peruano estuvo a punto de campeonar en la Olimpiada de Berlín, de no haber pasado lo que pasó.

Igualmente, al ritmo de "Titína" Castillo, el Fútbol Peruano ganó su primer título Sudamericano en 1939 porque el gran mediocampista Porteño demonstró, con hechos, que no hay necesidad de poseer un físico excepcional en ése sector del terreno de juego.

"Titína" Castillo, pequeño de estatura, fue aquí donde jugó como un gigante del mediocampo. Ya sea en el Boys incomparable del 36, en el equipo Olímpico, en la Selección del 39 o posteriormente, en el Lanús de Buenos Aires, Magallanes de Chile, en el Deportivo Municipal o Universitario de Deportes.

En todos estos equipos impuso su calidad, su característica y su don de mando. De juego técnico, habilidoso y creativo fue, en todos los equipos en que jugó, el hombre-aduana. El jugador que daba el visto bueno, con sus pases de todas marcas, a los avances de sus compañeros. Y lo que dice y ratifica la fama que gozaron los equipos en que jugó: que ése sector del medio campo es para organizar y crear en base a sapienza, habilidad y calidad.

Su consagración, a nivel internacional, llegó en el año 1937 en ocasión del Sudamericano Nocturno de Buenos Aires donde fue calificado como el mejor half centro del torneo, opacando a dos grandes de la epoca: el Argentino Minella y el Brasilero Brandao.

A raíz de esas sensacionales actuaciones se interesaron por sus servicios y varios clubes Argentinos - entre ellos River Plate y San Lorenzo- pero recién en 1941 viajó a Buenos Aires para jugar por Lanús donde rindió magníficas actuaciones, en donde su juego encajó rápidamente.

El fútbol Platense de ése entonces se caracterizaba por su tecnicismo y la habilidad de sus jugadores.

Los hinchas del equipo "Calamar" todavía hablan de "Titína" y de sus actuaciones, como aquella ante River Plate, en Nuñez, en que condujo a su equipo a una victoria por 2-0.

El gran equipo Rosado de 1930 ya está en formación: Sayers, Enrique y Guillermo Aróstegui, Paredesy "Titina" Castillo; Moncada, Prisco Alcalde, Marchena, Alvarez, Pardo y Campolo Alcalde. Campeones de la Segunda Division y de la Intermedia.

Le basto un año a "Titína" para demonstrar su calidad en el fútbol Argentino. Al año siguiente, requerido por nuestros compatriotas Pablo Pasache y Augusto Lobatón, fue contratado por el Magallanes de Chile para completar el medio campo jugando como half derecho, dejando recuerdos de la cátedra que dictó. Triunfó al punto que el club más popular del Mapocho, el Colo Colo siempre lo requería como refuerzo para sus compromisos internacionales. Y como half centro...

A su retorno a Lima, jugó por el Universitario y luego por el Municipal donde formó un cuarteto formidable con "Los Tres Gatitos": "Tito" Drago, "Vides" Mosquera y "Caricho" Guzmán. En verdad y con justicia, no tenía nada que envidiar a ninguno de ellos y aportaba la experiencia que les faltaba.

Después de colgar los chimpunes -jugando por el Unión Callao- se puso el buzo de entrenador y dirigió varias temporadas al Universitario de Deportes. También -junto con Pablo Pasache- fue asesor de Jorge Orth cuando él dirigió a nuestros representativos nacionales.

Principal  Indice
1937  Sudamericano de 1939