Principal

Agradecimientos

Historia

Fundación

Primer Campeonato:1935

Juegos Olímpicos de Berlín 1936

Invictos Otra Vez

Título Inesperado

Primer Campeón Profesional

Georgiades y Calderón en el '58

Los 60 y 70:
Isaac Lastres y la Barra Vamos Boys
La Tía Pochita
Walter Daga
El SubCampeonato de 1976
Mariano Loo

"Cachito" Ramírez
Fotos de Cachito
La Clasificación al Mundial 1970
El Bocón
Cambio
Ojo
Cubillas Recuerda
Chumpitaz Recuerda

Con el Oso, un Chacal y el Pato en el '84

La Campaña del Retorno: 1989

Subcampeonato en 1990

Himno

Estadio Miguel Grau
Estadio Nacional

Conexiones

Campeones Peruanos

El Boys en la
Copa Libertadores
de América

Descentralizado 1998
Apertura 1998
Tabla de Posiciones Final del Apertura 1998

Clausura 1998
Los 6 del Callao y Lima
Los 6 de Provincias

Tabla de Posiciones Final Clausura 1998

La Lista Electrónica del Sport Boys

.

 
Fundado Julio 28, 1927

La Barra "Vamos Boys": Isaac Lastres

Principal  Indice
Diego Agurto : Campeón   La Tía Pochita

Zózimo recibiendo una placa de la Barra Vamos Boys representada por su Presidente Vitalicio Isaac Lastres.

port Boys, genuino representante del Fútbol Porteño, es el club más querido del Callao...

Por su orígen y nacimiento reflejado en un profundo espíritu Chalaquista y nacionalista; traducido por el orígen de sus primeros directivos, socios y jugadores -alumnos del Colegio "San José" de los Hermanos Maristas- y en una fecha tan ligada a la historia nacional -28 de Julio- por lo que se dice, con mucha propiedad, que el Boys nació con fragancia a Patria...

Es por ello que muy pronto se metió en el corazón de los Chalacos y se convirtió en el engreído de la mayoría.

Porque, solamente algunos de los Porteños de antes, seguían fieles a la tradición y a la reverencia ante el Club Decano del Puerto: Atlético Chalaco. La rivalidad entre ambos clubes fue inclinandose en igual proporción que los éxitos del Boys -un club predestinado para triunfar- multiplicaba adeptos en forma vertiginosa.

Puede decirse que el Boys se fugó con sus conqistas sin derrotas del 35 y 37, que enlazaron sus triunfos del 36 ante el Combinado U-Alianza y la Selección de Sullana, a manera de prueba de suficiencia para que todos sus titulares - a pedido de la afición y con respaldo del Parlamento- integren nuestro representativo en los Juegos Olímpicos de Berlín.

A partir de entonces la bandera Rosa se convirtió prácticamente en una especie de estandarte deportivo del Callao. Nacieron los seguidores como antesala a las Barras que hasta ahora se mantienen y se robustecen con cada gol Rosado.

El Sport Boys, convertido en un verdadero imán de multitudes en el puerto, siempre contó con el pleno respaldo de la afición Porteña. Quienes hemos vivido en el Callao sabemos, por hermosas experiencias, que ya desde la víspera de los partidos que disputaba el Boys en el viejo Estadio Nacional, las "tiras" de los cien barrios Porteños hacían planes para viajar a Lima en el tranvía de tal o cual hora, en un celoso respeto a las costumbres de aquellos tiempos.

Los muchachos de Arequipa Norte -por ejemplo- se acostumbraban a viajar tres horas antes del encuentro en que estaba programado el Boys en mancha, alegrando el viaje -se descuenta- con cánticos y gritos con predominio del tradicional "¡Chim...pum, Callao!"

La ubicación de los Porteños era conocida -al costado derecho de la Tribuna Preferencial- y respetada: "Este lugar es de los Chalacos y es preferible no tener problemas con ellos..." Que conste que no habían palaras de grueso calibre para alertar a los aficionados que intentaban usurar el lugar. Simplemente, a coro, se decía lo siguiente en forma repetida: "¡Va a llover...! ¡Va a llover...!"

Era más que suficiente para que los intrusos busquen otra ubicación.

Poco antes del partido hacía su aparición el "Gordo" Saravia para dar la voz cantante y sonante a los barristas con el clásico "Hi Jip..." que tenía "Ra" como respuesta. Luego se agregaba el grito de guerra Porteño: "¡Chin Pum...!" que tenía como eco un sonoro ¡Callao!

De vez en cuando, a manera de matiz, se escuchaba por ahí una voz de aliento: ¡Vamos Boys! Era la de Don Rómulo Corigliano, que llegó a dirigente -como tesorero- en los últimos años de la década del 30 y se mantuvo hasta la siguiente.

Ese grito dio lugar, a posteriori, al nacimiento de la Barra "Vamos Boys", fundada el 8 de Enero de 1966, teniendo como Primer Presidente a Isaac Lastres -hoy Presidente Vitalicio- durante 17 años. Es dable señalar que Isaac Lastres se encargó de iniciar -con marcado éxito- los viajes al interior de país para alentar al Boys. El primer destino fue a la ciudad de Arequipa.

Para aquel partido, disputado en Enero del 66, el Boys necesitaba el aliento de sus parciales para mantener su condición de invicto. Viajaron, en un ómnibus especialmente fletado, 40 simpatizantes. Lastres lo recuerda así: "El partido fue muy disputado, pero accidentado. Ganó Melgar con gol de penal y fueron expulsados Daga y Cossío. Lo recuerdo perfectamente. Todos los barristas lloramos de rabia porque el Boys no mereció perder".

Pero esa experiencia valió para el nacimiento de la Barra "Vamos Boys". Durante el trayecto, comentando las incidencias del partido, surgió la voz de Lastres solicitando unificación para seguir alentando al equipo Porteño. El eco tuvo repercusión.

Lastres confundido con los integrantes de la Barra: Banderas, gritos y pitos impulsando al equipo Rosado hacia la victoria.
All legar al Callao, en lugar de dirigirse a sus domicilios, se congregaron en el Bar Gloria, ubicado en la cuadra sétima de la Chalaquísima Avenida Saenz Peña y en un cuaderno adquirido en la desaparecida Librería Adeli -que quedaba muy cerca- se empadronaron. Ese cuaderno, con los nombres y direcciones de los 40 viajeros, fue la partida de nacimiento de la Barra "Vamos Boys". Su primer Presidente fue Isaac Lastres y permaneció en el cargo 17 largos años.

Después, un grupo decidió inscribir el nombre de la Barra en los Registros Públicos y prácticamente se dividió.

Posteriormente se formó otra Barra -"Somos Boys"- a imagen y semejanza de la anterior. Ello remarca, claramente, que siguen incrementandose los adeptos al Club Porteño.

Mérito de las Barras fue seguir al Boys, leal y fielmente, durante su corta permanencia en Segunda División como muestra cabal, que el cariño a la gloriosa camiseta Rosada no tiene límites, fronteras ni barreras. Donde fuere que se presente siempre se escucharán voces, a todo pulmón, pronunciando el tradicional ¡ChimPun...Callao! Con mucha emoción, cariño, orgullo y reverencia.

O, simplemente, pronunciando esas dos palabras que obligan a quienes visten la casaquilla Rosada a redoblar esfuerzos por la victoria...¡Vamos Boys! 

Principal  Indice
Diego Agurto : Campeón   La Tía Pochita