Principal

Agradecimientos

Historia

Fundación: 1927

Primer Campeonato:1935

Juegos Olímpicos de Berlín 1936

Invictos Otra Vez: 1937

Título Inesperado: 1942

Primer Campeón Profesional: 1951

Georgiades y Calderón en 1958

Los 60 y 70:
Isaac Lastres y la Barra Vamos Boys
Walter Daga
El SubCampeonato de 1976
Mariano Loo

"Cachito" Ramírez
Fotos de Cachito
La Clasificación al Mundial 1970
El Bocón
Cambio
Ojo
Cubillas Recuerda
Chumpitaz Recuerda

Con el Oso, un Chacal y el Pato en el '84

La Campaña del Retorno: 1989

Subcampeonato en 1990

Himno

Conexiones

Campeones Peruanos

El Boys en la
Copa Libertadores
de América

Descentralizado 1998
Apertura 1998
Tabla de Posiciones Final del Apertura 1998

Clausura 1998
Los 6 del Callao y Lima
Los 6 de Provincias

Tabla de Posiciones Final Clausura 1998

La Lista Electrónica del Sport Boys

.

Lima, martes 31 de agosto de 1999

Especial
«Nadie creía en mí»
Osvaldo «Cachito» Ramírez anotó los dos goles peruanos en La Bombonera hace 30 años. Hasta ahora se le recuerda como el héroe de esa gesta. El cuenta su verdad

Principal  Fotos de "Cachito"  Clasificación a México 70: Cambio


Escribe: César Munive Morales

El tiempo ha pasado inevitablemente. Pero en la mente de «Cachito» treinta años no son nada para arrebatarle al pasado los recuerdos de una gélida tarde de invierno en «La Bombonera», en la que llegó a tocar el cielo con sus goles.
Los recuerdos parecen haber quedado impregnados en su mente. Y ahora, cuando logra evocar hasta el sudor de su frente y la humedad de su casaquilla, admite cuánto lo marcaron las palabras escritas de un periodista que hasta antes de la gesta de La Bombonera no había dejado de atacarlo.

«Cuando llegué al aeropuerto y desde lejos vi a 'Cachito' descender del avión, la voz y las manos me temblaban, me acerqué a saludarlo, quizás para pedirle perdón por todas las críticas. Por un instante pensé que me iba a golpear, pero en vez de eso recibí un cálido y afectuoso apretón de manos y luego me retiré, pensando en lo que tendría que escribir sobre él»... escribió después el periodista que lo había cuestionado duramente antes.

Después de recordar esas líneas, Osvaldo expresa: «Nunca llegué a saber el nombre del periodista que tanto me había atacado y que a mi regreso, estaba arrepentido de todo lo que había escrito sobre mí».

LA BOMBONERA
-¿Era consciente de la responsabilidad que tenía al reemplazar a Alberto Gallardo?

-Recuerdo que antes de viajar a Buenos Aires para el partido con Argentina, nos hicieron una despedida en el aeropuerto y Humberto Martínez Morosini al presentarme dijo: «Aquí tiene al hombre que va a tener la gran responsabilidad de reemplazar a Gallardo en la delantera», y cuando me dirigí a la multitud, dije que no se preocuparan y que hicieran de cuenta que yo era Gallardo.

-¿Cuán difícil fue ignorar los ataques de la prensa?
-Fue muy duro. Antes del partido, el periodismo me criticaba muchísimo porque Didí me iba a poner en lugar de Gallardo, pero en una concentración en Huampaní hablé con Waldir y éste me dijo que no tenía por qué preocuparme por las críticas, porque él era quien decidía y cuando optara por sacarme, yo sería el primero en saberlo, pero que en ese momento tenía toda su confianza.

-¿Cómo hizo Didí para afrontar un partido tan difícil?
-Didí sorprendió a los argentinos, porque justo cuando faltaban apenas unos minutos para el partido, nos cambió de posición y cuando la selección local salió a la cancha, se encontró con jugadores que jugaban en puestos diferentes a los habituales.

-¿Qué anécdota recuerda más de ese partido?
-Sucedieron muchas cosas inesperadas porque se había previsto que la selección argentina salga primero que nosotros, justo cuando la ovación era general y estaban tocando una canción argentina y nosotros salimos primero, el estadio se quedó mudo y nos pusimos a calentar con la canción de aliento que al final fue para nosotros.

-¿Qué pasó por su mente cuando Argentina les empató el partido y estuvo a punto de ganar?

-Muchas cosas que ya no puedo recordar, el partido fue muy luchado, pero nosotros en ese día dejamos todo y a pesar que terminamos 2 a 2, Perú pudo haber metidos más goles.

-¿Por qué a pesar de los años, se les sigue recordando?
-Simplemente porque la gente no ha podido olvidar todo lo que vivimos en ese instante, la clasificación, el

partido con Argentina y lo que vino después en el mundial y a pesar que hay gente joven que nunca nos vio jugar, nos saludan como si ellos hubieran vivido esa alegría.

-¿Es consciente que de no haber sido por ese partido, quizás usted no habría trascendido?
-El partido se dio y simplemente tuve la ocasión de marcar los goles, creo que pensar así sería como decir, si mi abuelita no hubiera muerto, otra sería la historia.

-¿Por qué muchos no lo querían en la selección?
-Es que Gallardo y yo éramos los patitos feos en la selección, la gente y el periodismo nos atacaba muchísimo, pero entre él y yo nos habíamos puesto de acuerdo para analizarnos y corregir nuestros errores. El me decía cuáles eran mis carencias y yo le decía las suyas, todo con el objetivo de mejorar y no hacer caso a los demás y tiempo después, tanto él como yo llegamos a ser titulares en la selección.

-¿Cómo califica aquella selección?
-Fue memorable. En el mundial de México '70 sorprendimos a los más incrédulos, lástima que nos tocó jugar con la mejor selección que ha tenido Brasil en todos los tiempos; sin embargo perdimos luchando, caímos 4 a 2 y la crítica catalogó ese partido como el mejor del mundial.

 

-Algunos dicen que perdieron el partido porque la noche anterior discutieron por los premios...
-Eso es totalmente falso, lo que pasa es que nuestro premio era una semana en Estados Unidos y luego del mundial, otra semana en Acapulco, pero nosotros ya no queríamos seguir fuera del país y pedimos que ese dinero sea repartido entre todos y si perdimos, fue porque Brasil era un equipo superior.

LA SELECCION Y SU PASO POR LA FPF
-¿Qué piensa de la última selección?

-Nuestra selección no tiene actitud, ni muchos menos capacidad para afrontar las dificultades que se le presenta, prueba de ello es que en el partido con Chile, en las eliminatorias, los jugadores estaban cantando el Himno Nacional y lejos de ganar moral, pasó todo lo contrario.

-¿Cuánta responsabilidad tuvo Oblitas en esa derrota?
-Juan Carlos Oblitas no supo manejar la situación, porque en vez de levantar al equipo, se vio invadido por la presión. El como técnico debió dar la orden de no cantar el Himno Nacional, debió tener más carácter en ese sentido; hay que saber darle la mano a un jugador y si falla, si es posible hay que mentarle la madre para que reaccione.

-Usted como delantero y eximio goleador, ¿por qué cree que Oblitas insistió con Maestri?
-Lo que Oblitas no entendió es que Maestri y otros jugadores como Reynoso ya habían cumplido su ciclo en la selección, además Flavio es un jugador que siempre anda medio lesionado y, por ende, no tiene la continuidad que se requiere.

-¿Se sintió frustrado por lo que no pudo hacer cuando fue presidente de la FPF?
-Frustrado no, pero sí muy triste, porque hubo gente que me puso muchas piedras en el camino. Gente como Jorge Nicolini y Agustín Merino que en vez de prestarme jugadores para la selección, pusieron muchos inconvenientes.

¿Prefiere un técnico foráneo o uno nacional en la selección?
-Un técnico extranjero no encontraría el hábitat necesario para trabajar, me inclino por uno nacional porque en el Perú hay gente muy capaz como «Chalaca» Gonzales o Uribe, no me explico cómo puede haber gente que quiere un técnico de afuera cuando un extranjero no conoce la idiosincrasia nacional, el fútbol peruano y a nuestros jugadores.

«Cachito» se retiró en 1981 cuando jugaba en Cristal. Había debutado en Sport Boys en 1966 y luego pasó a la «U», Español de México y terminó con la celeste. Muchos piensan que el paso de los años lo ha excluido de estas lides, pero pocos saben que una lesión a los ligamentos cruzados lo obligó a dar un paso al costado.

Sin embargo cuando la voluntad y la lesión se lo permite, Osvaldo vuelve a vestirse de corto, a ponerse los chimpunes y a dominar la número cinco, casi con la misma contundencia con la que hace tres décadas hizo llorar con sus goles hasta a aquellos que no creían en él.

 Principal  Indice
Fotos de "Cachito"  Clasificación a México 70: Cambio