Lima, Martes 31 de Agosto de 1999

Principal   Clasificación a México 70: Cambio   Cubillas Recuerda 1969

Principal

Agradecimientos

Historia

Fundación: 1927

Primer Campeonato:1935

Juegos Olímpicos de Berlín 1936

Invictos Otra Vez: 1937

Título Inesperado: 1942

Primer Campeón Profesional: 1951

Georgiades y Calderón en 1958

Los 60 y 70:
Isaac Lastres y la Barra Vamos Boys
Walter Daga
El SubCampeonato de 1976
Mariano Loo

"Cachito" Ramírez
Fotos de Cachito
La Clasificación al Mundial 1970
El Bocón
Cambio
Ojo
Cubillas Recuerda
Chumpitaz Recuerda

Con el Oso, un Chacal y el Pato en el '84

La Campaña del Retorno: 1989

Subcampeonato en 1990

Himno

Conexiones

Campeones Peruanos

El Boys en la
Copa Libertadores
de América

Descentralizado 1998
Apertura 1998
Tabla de Posiciones Final del Apertura 1998

Clausura 1998
Los 6 del Callao y Lima
Los 6 de Provincias

Tabla de Posiciones Final Clausura 1998

La Lista Electrónica del Sport Boys

.

revista deportiva


Treinta años después de la clasificación en la Bombonera

Todo tiempo pasado fue mejor

"No nos ganan, no nos ganan, por mi madrecita, que no nos ganan...", la voz del negro Augusto Ferrando, se introdujo en plena transmisión del encuentro, para aminorar tanta tensión acumulada. Era casi como una arenga nacional, v lida para miles de peruanos deseosos de ver a nuestra selección de fútbol clasificada a México '70.

Y no nos ganaron, y la pegajosa polka "¡Perú campeón!" fabricó tantas alegrías dulzonas en medio de un país ávido de reconstruir la "dignidad nacional", puesta en boga por ese tiempo. Nunca como ese histórico 31 de agosto de 1969, las caravanas populares hicieron añicos tanta preocupación hogareña.

Por supuesto, el héroe era Oswaldo "Cachito" Ramírez autor de los dos goles para la clasificación. A partir de ese día fue el "Verdugo de la Bombonera". Mi madre me cuenta que en el Callao, los festejos espontáneos fueron con camisetas rosadas. Y es que ese puntero izquierdo del Boys, chalaco de nacimiento, anónimo para el plano internacional, y sujeto a críticas para el nacional, había fabricado la hazaña más grandiosa del fútbol peruano de este siglo.

LA PREOCUPACION
A nuestra selección le bastaba un empate ante Argentina para decirle presente a México '70. Sin embargo, la última recta se llenó de tantas trabas como esperanzas bien fundadas.

A las ausencias de Nicolás Fuentes y Ramón Mifflin por haber sido expulsados ante Bolivia, se sumó la lesión de Alberto Gallardo. ¿Quién tenía que reemplazarlo?. El indicado era Oswaldo "Cachito" Ramírez. Inmediatamente la voz popular dijo NO, los periodistas deportivos de ese entonces se mostraron disconformes. No quedaba otra por supuesto, era el más indicado, a pesar que en el campeonato local tenía unas de cal y otra de arena.

Pero ¿qué podíamos ganar con "Cachito" en el campo de juego?, fundamentalmente velocidad. El jugador del Boys era el típico correlón con olfato de gol e inmensamente oportunista, a pesar que también tenía en su haber muchos goles fallados.

Asimismo los argentinos para hacer pesar su condición de local, eligieron el estadio de Boca Juniors, la temida "Bombonera" para jugar. Era el último partido y todo valía, el escenario en mención era un caldero infernal con tribunas pegadas a la línea, y fácil para apabullar con gritos y objetos contundentes al rival.

El equipo de "Didi" fue allí en busca de la hazaña. Felizmente que habían jugadores de temple como "Perico" León, Héctor Chumpitaz, Orlando de La Torre y el muy jovencito Roberto Challe.

EL PARTIDO

El técnico de la selección era "Didi". El brasileño antes de salir a la cancha reunió a todo el plantel y les dijo esto: "En la cancha juegan once contra once, por eso no hay que tenerle miedo ni a los jugadores ni a la tribuna".

Como era de esperarse, los argentinos salieron con todo, pero nuestra defensa bien conformada por Chumpitaz, La Torre, Campos y Risco supo campear el temporal. Entonces los argentinos apelaron al juego fuerte.

El cero a cero también era negocio, pero era necesario bajarles la moral. Roberto Challe, apodado luego el "niño terrible" por sus travesuras en el campo lo hizo a su manera. Encaró al capitán Perfumo sacándole la lengua y al final del primer tiempo, agarró la pelota con las manos y se la metió en la cabeza a Rulli. Por supuesto, lo querían matar, pero el mensaje estaba claro: "aquí mando yo".

Para la segunda parte, Didi, llamó a "Cachito" Ramírez y le recordó la indicación: "Ahora Argentina se va a ir adelante, necesitan el gol. Perfumo va a intentar irse arriba, t£ juega atrás de su espalda y espera los servicios en profundidad".

Así fue, a los '18, de la complementaria Cubillas sirve a "Cachito" en profundidad, quien supera a Gallo en velocidad y con un disparo por la izquierda vence a Mario Agustín Cejas. Los argentinos reaccionan, y a los '35 con un penal ejecutado de mala forma por Albrecht, nos empataron. El árbitro chileno Hormazabal no lo anuló.

Sin embargo, a los '37 otra vez "Cachito" Ramírez apelando a su velocidad, se aprovechó del desconcierto de la defensa argentina y otra vez venció a Cejas.

Ya estábamos en México '70, pero dos minutos antes del final, Orlando "Chito" De La Torre salió expulsado. La tensión y preocupación aumentó aceleradamente. Era por algo, porque a los '45 Rendo nos empató. Los descuentos fueron terriblemente horrorosos, tanto es as¡ que Rendo anotó el tercer gol para los argentinos, pero el árbitro lo anuló porque habían cargado ilícitamente a Rubiños.

El pitazo final construyó muchos abrazos con puro sentimiento peruano, habíamos clasificado por primera vez a un mundial por derecho propio. Para qué más...


Principal   Clasificación a México 70: Cambio   Cubillas Recuerda 1969