Lima, lunes 16 de noviembre de 1998

 

 

Fiesta chalaca

Boys ganó 2-1 a Minas y sigue firme en la punta, a 4 fechas del final

Existen imágenes que aún hoy, a pocas horas del triunfo conseguido, continúan frescas. Como esos abrazos que ondearon impertinentes sobre una tarde que reposó sobre exhalaciones de angustia. Como esos gritos irreverentes que festejaron un triunfo sujeto con los imperdibles de la ilusión colectiva. Como esa gloria inédita aferrada a la pureza del sentimiento. Sport Boys derrotó 2-1 a Unión Minas y se mantiene en la punta a falta de cuatro finales, más allá que el equipo porteño terminó sobre las cuerdas y pidiendo atragantado la hora.

Lo maravilloso de los sueños es cuando éstos se hacen realidad. Y al Boys, toda esta realidad virtual se la está volviendo una realidad concreta. Porque sumó una nueva victoria. Porque cada vez se acerca más al título del Clausura, y a pesar que el cuadro sigue adoleciendo de un hombre que no sólo maneje los hilos ofensivos, sino que también ponga la pausa cuando la ocasión lo amerite, sin embargo, le basta esa actitud tesonera de sus hombres en luchar con garra cada balón dividido para seguir sumando puntos.

Había debutado hace algunas semanas de papá y ya se había cansado de prometer algún gol para dedicárselo a su hijo. Ayer hizo dos. Rafael Villanueva jugó en una posición distinta. Dejó de volantear y fue ese punta de lanza de sus primeros pasos en el fútbol. Y así, de esa manera marcaría sus dos conquistas.

El primer gol rosado fue un auténtico regalo de Yupanqui. Corría recién el minuto seis, cuando un grueso error del golero minero permitió que Rafael "Patucho" Villanueva aprovechara la ocasión, y ante un arco desguarnecido no tuvo otra cosa que hacer que apenas empujar el balón hacia las redes, ante la mirada angustiosa y resignada de Yupanqui, y las protestas de los defensores hacia el juez de línea Juan Sulca reclamando una posición de fuera de juego.

Luego de ello Sport Boys aminoró el ritmo. Se cayó en una actitud sobradora y así Unión Minas aprovechó el momento. El colombiano Mendoza le tapó las subidas a Huamán, y Miñán hizo lo propio con Molina. Manejaron los espacios y le quitaron el balón a los porteños. Boys no tuvo la tranquilidad para recuperar el protagonismo y sus ataques fueron más instintivos que otra cosa.

Así llegó el empate minero. A los 31 minutos se escapó el colombiano David Mendoza por izquierda, y Jorge Huamán en su intento de quitarle el balón lo infraccionó por detrás, y el árbitro Lecca no dudo en cobrar la falta como penal. Un minuto después el otro colombiano, Franklin Baldovino, de un disparo potente sobre la mano derecha de Flores, marcó la igualdad.

A los 10 minutos del complemento llegó el otro gol porteño. Un excelente servicio de Silvera hacia Huamán; éste que se escapa por derecha y sacó un centro preciso para el ingreso de Ibarra, sin embargo, el argentino no llegó al balón, mas no así Villanueva, quien puso el botín derecho para vencer a Yupanqui.

A partir de allí Boys se replegó peligrosamente. Minas aportó a la voluntad de buscar el empate. Sumó ataques y generó posibilidades, que el portero Flores, y algunase veces Salazar, Martínez y luego Espejo se encargaron de impedir. El 2-1 final nos refresca imágenes imborrables. Ese Boys jubiloso y entusiasta que a falta de cuatro finales, ya empieza a soñar -con mayor asiduidad- con la vuelta olímpica deseada.

SINTESIS

SPORT BOYS (2): Flores; Huamán, Martínez, Salazar, Molina; Valdiviezo, Tordoya, Silvera, Becerra; Cavero y Villanueva. DT: César Gonzales.

UNION MINAS (1): Yupanqui; P. Barrios, Baldovino, Valerio, Landauri; W. Reyes, F. Mendoza, M. Flores, Godoy; Miñán y D. Mendoza. DT: Alvaro de Jesús Gómez.

Cambios: Ibarra x Cavero, Reátegui x Tordoya, Espejo x Villanueva (SB); Cámero x F. Mendoza, Mori x Landauri, Hernández x M. Flores (UM)

Goles: Villanueva 6' PT y 10' ST (SB); Baldovino 32' PT (UM).

T.A.: Yupanqui, M. Flores (UM); Silvera (SB).

Arbitro: Eduardo Lecca (bien).

Escenario: Estadio Miguel Grau-Callao.


  Principal  Semana Anterior