Lima, lunes 30 de noviembre de 1998
El Boys Esta Semana 
Noviembre 30, 1998: FBC Melgar en el Callao
El Comercio, Líbero, El Sol, El Bocón, Expreso, Ojo, Cambio

.

 

¡Nadie lo alcanza!
Boys goleó 3-0 a Melgar y sigue puntero del Clausura, a dos fechas del final

Y se despiden bajo los coros afinados de gargantas dispuestas al desahogo. Germinando pasiones y abotonados hasta el cuello de ilusión. Con el entusiasmo hurdido hasta la médula del universo de sus sensaciones más vivas. El ¡Vamos Boys! es un grito sagrado, tribal, emocionante y festivo que se expande por toda la geografía porteña. El 3-0 de ayer sobre Melgar de Arequipa lo puso al borde del colapso y bajo el clímax supremo de un triunfo inagotable que ubica a los rosados en el mismísimo reino del delirio.

Y es que detrás de ese catálogo de sensaciones aparece un equipo que en cuestión futbolística mostrará cierto déficit -más allá de sus goles-, cierta austeridad conceptual sobre lineamientos táctico-técnicos y precariedad de sutilezas creativas, pero que en capacidad de reacción, en temperamento, en garra, en pundonor inclaudicable, en recargada dosis de fibra combativa y en la fragorosa actitud para la prepotencia de ilusión le sobran argumentos para arrimar la victoria hacia su orilla.

Desde el inicio, Sport Boys volcó toda su ilusión en campo arequipeño. Villanueva y Gil se movían por todo el frente de ataque; Silvera era un "todoterreno", mientras que Reátegui recostado sobre la izquierda era la bomba de oxígeno que necesitaba Molina. Becerra aportaba lo suyo y Huamán se proyectaba por derecha con asiduidad.

Melgar jaqueado porque Lazo y Ramírez estaban tapados por Salazar y Martínez; Valencia tenía en todo momento la marca de Valdivieso encima y Cruvinel no se encontraba con Sanjinez.

A los 14 minutos, Boys encontró el primer gol. Un pase al centro del área de un navajazo cortó a la defensa rojinegra y allí apareció Bratzo Gil para rematar con ganas y vencer a Mulet. El Callao era una fiesta a todo volumen.

Sobre los 41 minutos, la recompensa llegaría para Alex Becerra. El iqueño la buscó todo el primer tiempo. Aprovechó un error del brasileño Cruvinel, y sacó un ramate impresionante, hermoso, espectacular desde fuera del área para incrustar el balón sobre el ángulo derecho de Mulet.

Dos minutos después Rafael "Patucho" Villanueva puso algo de su cosecha. Aprovechó un servicio aéreo de Dennis Reátegui y se elevó por encima de la defensa mistiana y conectó un cabezazo esquinado que superó al golero mistiano Alejandro Mulet. Un 3-0 irrefutable e incuestionable. Postales de una tarde mágica para una victoria necesaria.

El segundo tiempo fue para la mera anécdota. Sport Boys siguió insistiendo en búsqueda de aumentar la cuenta. Fernando Ramello, Sergio Ibarra y Luis Tordoya ingresaron para inyectar tranquilidad, pero al mismo tiempo este Sport Boys comprendió que resultaba necesario guardar cartuchos para las dos finales restantes. Y se sumergió rápidamente en ese registro estridente de locura. En medio del desenfreno por una victoria necesaria e importante. Y se despidieron bajo ese coro afinado de gargantas privilegiadas dispuestas a retumbar ese grito sagrado del triunfo que lo pone en el mismo corazón del título.

Síntesis

SPORT BOYS (3): Flores, Huamán, Salazar, Martínez, Molina; Valdivieso, Becerra, Silvera, Reátegui; Villanueva, Gil. DT: César Gonzales.

MELGAR (0): Mulet; Zevallos, Arteaga, O. Prado, Ballón; Suárez, Cruvinel, Sanjinez, Valencia; Ramírez, Lazo. DT: Luis Flores.

Cambios: Ramello x Reátegui, Ibarra x Gil, Tordoya x Silvera (SBA); Sotomayor x O. Prado, Rivera x Cruvinel, Olivera x Lazo (M).

Goles: Gil 14 PT, Becerra 41 PT, Villanueva 43 PT.

T.A.: Lazo (M).

Arbitro: Gilberto Hidalgo (bien).

Estadio: "Miguel Grau"-Callao.


 

Bronca de arqueros

Mal perdedor. Haciendo gala de su poca cultura y mostrando su desfachatada matonería, el arquero mistiano Alejandro Mullet, agredió al término del encuentro entre Sport Boys y Melgar de Arequipa, al golero rosado Juan "Caíco" Flores, ante la atónita mirada de los hombres de prensa.

Al final del atercado Flores sólo atinó a decir que: "Mullet está loco, no voy a caer en su juego y si en verdad quiere pleitos conmigo, que mejor me lo busque en la calle y no acá delante del público", refirió en forma exaltada el portero chalaco.


 

  Principal  Semana Anterior

El Boys Esta Semana 
Noviembre 30, 1998: FBC Melgar en el Callao
El Comercio, Líbero, El Sol, El Bocón, Expreso, Ojo, Cambio